Masaje de Pechos: Trucos para la m√°xima sensualidad

La estimulación de los pezones es un juego previo muy placentero por las terminaciones nerviosas en esa zona y es una novedosa caricia a la pareja. Con la yema de los dedos, haz movimientos circulares suaves de afuera hacia adentro en el pezón para despertar nuevas sensaciones.

Con aceites y lociones suaves y aromáticas, puedes utilizar tu creatividad para acariciar en puntos erógenos poderosos que aumentan la temperatura del cuerpo de ambos al seguir estas recomendaciones y consejos para una velada especial. Recuerda, no hay reglas para el sexo, a excepción del consenso y el respeto mutuo.

Masajes de pecho, trucos para la m√°xima sensualidad

 

Seg√ļn un estudio de 2011 de la Universidad de Rutgers publicado en Journal Sexual Medicine, las zonas del cerebro que estimulan el cl√≠toris son las mismas que son activadas al acariciar el pecho femenino. Esto sugiere que puedes alcanzar multiorgasmos al tocar esta √°rea superior y combinar, si as√≠ lo prefieres, con cunnilingus y penetraci√≥n.

Las mamas femeninas, situadas en la región superior lateral del tronco, son dos glándulas que segregan leche para alimentar a los bebés y están asociados culturalmente con la sexualidad femenina, mientras que los senos son el espacio ubicado entre ambas mamas, pero coloquialmente ambos términos se utilizan como sinónimos.

El masaje de pechos es una práctica para mimar esta parte tan delicada del cuerpo de mujer que puedes hacer en solitario para sentirte a gusto contigo misma o recibirlos por parte de tu pareja en encuentros íntimos como una manera de elevar la temperatura y nunca aburrirse en el sexo.

Por supuesto, estos masajes son versátiles, pueden darlos y disfrutarlos todas las personas, independientemente de su orientación sexual. Incluso a los hombres les puede gustar estos ejercicios en sus pectorales, que también tienen terminaciones nerviosas muy sensibles conectadas al pene.

Crear el ambiente

Aseg√ļrate de estar en un espacio tranquilo y c√≥modo en el que no haya interrupciones y por supuesto, t√≥mate tu tiempo en explorar y estimular cada uno de sus sentidos y los puntos er√≥genos del pecho de tu pareja.

Las lociones hidratantes o aceites esenciales son ideales para nutrir la piel y permitir que el masaje fluya con suavidad en el tejido de las mamas. Aparte de estimular el tacto, lo haces con el olfato gracias a los aromas suaves de estos productos.

Como todas las prácticas sexuales, prepara primero la zona y no vayas directamente a los pezones, relaja y haz sentir a tu pareja cómoda y a gusto con caricias suaves y besos.

Movimientos para estimular los senos

Unta tus manos con aceites afrodis√≠acos y arom√°ticos para acompa√Īar los masajes que te ayudan a estimular a tu pareja y prepararla en juegos previos atrevidos.

  1. Calienta el área con caricias suaves con la punta de los dedos con movimientos circulares y después hazlo de arriba a abajo. La sensación de calor empieza a erizar sus vellos.
  2. Coloca las manos sobre los pezones de tu pareja, mantenlas durante varios segundos para transmitir el calor a trav√©s de las palmas de tu mano. Mientras lo haces, puedes cerrar los ojos y respirar profundamente para conectarte en un nivel m√°s √≠ntimo con tu pareja. Acompa√Īa el movimiento al soplar el aire caliente de tu aliento.
  3. En la misma posición, mueve tus manos como si exprimieras unas naranjas. Por supuesto, hazlo con delicadeza. Después, con una de ellas, gira hacia la derecha y con la otra, en sentido contrario.
  4. Toca con tu dedo pulgar desde el √°rea externa hasta el centro del pez√≥n y despu√©s a la inversa. Var√≠a la direcci√≥n y combina los movimientos, seg√ļn las reacciones de tu pareja.
  5. Recorre con tus dedos índice y medio en forma de espiral desde las aureolas hasta el borde de los pechos hasta detenerte y retroceder con suavidad y delicadeza.
  6. Repite el movimiento anterior, pero en vez de utilizar los dedos, hacerlo con las palmas de las manos con un movimiento en círculo. Desliza de arriba hacia abajo varias veces.
  7. Baja la palma de la mano al vientre y a los genitales.

Con estos masajes, calientas la temperatura del cuerpo de tu pareja para un encuentro íntimo intenso y lleno de placer para ambos.

Beneficios de los masajes eróticos

De acuerdo a la Sociedad Americana de Biolog√≠a Celular de Estados Unidos, estimular las gl√°ndulas mamarias con masajes previene la aparici√≥n y crecimiento de las c√©lulas cancerosas. Su estudio establece que las c√©lulas, al ser ¬ęaplastadas¬Ľ, evitan su multiplicaci√≥n y mutaciones patol√≥gicas.

Además del nivel de excitación para el placer sexual, hay otros efectos positivos a largo plazo para las mujeres que reciben estos masajes.

Estas caricias aumentan el flujo sanguíneo y ayudan a regular la actividad de los ganglios linfáticos. A su vez, liberan la hormona oxitocina, asociada con el fortalecimiento de los vínculos amorosos. Además de relajar, también excitan al tocar los puntos erógenos y descargar la tensión acumulada del cuerpo de tu pareja.

Entre los efectos positivos de practicar estos ejercicios se encuentran los siguientes.

  • A trav√©s de los masajes er√≥ticos, liberas las tensiones causadas por el exceso de estr√©s que producen depresiones e insomnio.
  • Estimulas las terminaciones nerviosas situadas en otras partes del cuerpo alejadas de los genitales, pero igualmente conectados, por lo que el placer es m√°s intenso e integral.
  • Canalizas la energ√≠a sexual en solitario o con tu pareja para una conexi√≥n m√°s profunda en lo er√≥tico e √≠ntimo. En este sentido, el masaje de las tetas es un preliminar que aumenta la temperatura y enciende su deseo.
  • Mejoras la comunicaci√≥n con tu pareja porque os pod√©is masajear mutuamente, lo que puede convertirse en una oportunidad de hablar con total confianza de sus inseguridades, deseos y fantas√≠as sexuales.
  • Sorpr√©ndela con un regalo inolvidable. Los objetos obsequiados son maravillosos, pero regalar un masaje es otro nivel de compromiso y un acto de afecto y amor hacia otra persona.

Este tipo de masajes se aplican también en las sesiones de sexo tántrico, en los que son imprescindibles la respiración consciente, las miradas y el intercambio de la energía.

Pasos para dar masajes de los pechos

Si deseas mimar a tu pareja con este tipo de caricias y estímulos, considera estos factores para convertir esta práctica sexual en una experiencia totalmente placentera.

  • Cada pecho es √ļnico. Esto exige que conozcas los senos de tu pareja, cu√°les son las √°reas que le gusta y cu√°les le incomoda, as√≠ como tambi√©n el grado de sensibilidad. La buena noticia es que necesitas una pr√°ctica constante en el que cada encuentro es √ļnico.
  • Empezar de afuera hacia adentro. Recorre los alrededores del pecho con movimientos suaves y circulares, de arriba hacia abajo y a la inversa. Termina con toques a la aureola. Esta caricia puede causar sensaciones muy intensas.
  • Presiona. Si ha respondido positivamente al paso anterior, aprieta el pecho de abajo hacia arriba y del √°rea lateral a los pezones. Esta peque√Īa tensi√≥n es excitante.
  • Incorpora lamidas, succiones y mordiscos suaves mientras contin√ļas con las caricias.
  • Juega con tu creatividad al utilizar accesorios con distintas texturas, plumas, esperma de velas y aceites arom√°ticos para alcanzar nuevas sensaciones.
  • Cuida los ritmos. Esto es muy importante para mantenerte conectado con tu pareja. Escucha y siente sus reacciones para saber exactamente si aumentar o disminuir la velocidad y la intensidad sin necesidad de decirlo con las palabras.

Los masajes de pecho son solo uno de los muchos caminos para llegar a conectar con la pareja en el plano sexual e íntimo. Puede ser uno de los ejercicios preliminares para aumentar la temperatura o una sesión de darse mimos mutuos sin la presión de llegar a la eyaculación o al orgasmo.

Si es tu primera vez, recuerda hacerlo despacio sin apresuramientos, con aceites o lociones. Escucha y observa detenidamente las reacciones de tu pareja, cuya mirada, movimientos y gemidos te guiarán hacia sus zonas inexploradas de placer a través de su cuerpo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *