Como masturbar a una mujer hasta el orgasmo

Si quieres mejorar tus habilidades como amante  o simplemente quieres saber cómo hacer disfrutar a las mujeres  al estimular sus genitales (masturbar), entonces te interesará leer el artículo por el gran número de consejos que te hemos preparado. Hoy pretendemos que aprendas cómo hacer que ella sienta más placer en vuestros momentos de intimidad e incluso que puedas llevarla hasta el instante del clímax simplemente usando tus dedos.

¿Dónde está el clítoris?

¿Dónde está el clítoris?¿Cómo encontrar el clítoris? El primer paso es saber que zonas de la mujer se deben estimular más. Desde luego la vulva es la zona más sensible de su anatomía, así como cada una de sus áreas: Labios mayores, labios menores, entrada de la vagina, punto G, perineo (área que se encuentra entre el ano y la vagina) y por supuesto el clítoris.

Este último es un pequeño órgano de la mujer el cual posee el mayor número de terminaciones nerviosas del cuerpo de la mujer, incluso muchas más que el pene. Por esta razón ubicarlo y darle la importancia que se merece será imprescindible si queremos  masturbar a una mujer. ¿Pero cómo encontrarlo? Éste carnoso cuerpo está en la parte más alta de la vulva justo donde se unen los labios menores.

La clave a la hora de masturbar a una mujer

Hay muchas formas de masajear el clítoris, ¿pero cómo acariciar la zona? Puedes presionarlo con un dedo o cogerlo entre dos dedos para estimularlo en su base, es decir, en su parte más pegada al pubis.  Acariciarlo lentamente de arriba a abajo o golpearlo ligeramente con mucha suavidad…No hay una única forma de masturbar, así que va a depender del gusto del consumidor. Por tanto te aconsejamos que le dediques tiempo y vayas probando con tu chica sin que te aceleres, seguro que notas lo que más le está gustando.

Otra cosa a tener en cuenta es  pregúntale a tu chica, por muchos libros que leas, cómo saber lo que de verdad le gusta. Nada será tan útil como la información que ella te de, pues cada mujer sabe exactamente como prefiere ser acariciada en esta zona tan delicada de su cuerpo.

Estimular zonas erógenas y vulva

Debes recordar que la piel de las mujeres es muy sensible ya que por ella se reparten diferentes zonas erógenas y que  su correcta estimulación también podrá ser muy placentera. Cuanto más la acaricies más increíble será el momento en que te centres en su sexo. ¿Cómo hacerlo? Lo más aconsejable es comenzar por estimular  las piernas, brazos, espalda, cuello, espalda, pechos antes de llegar a su anatomía más íntima, así que prepara tus dedos para recorrer toda la epidermis de la mujer. Deja que lo desee, eso hará que su excitación sea mayor, así que masajéala lentamente y no te aceleres por mucho que quieras llegar a su pubis. Su cara y gemidos te dirá que está preparada para que pases a su pubis.

Y una vez llegues ahí, debes acariciar las diferentes áreas de la vulva antes de llegar al clítoris. Sin dudas un masaje adecuado o unas caricias eróticos que recorran toda la piel de sus genitales harán que su dilatación y lubricación sea la correcta para masturbar hasta llegar al orgasmo. Aquí de igual modo que te demoraste en llegar a su sexo, ahora también debes demorarte en llegar a su clítoris…Será un rato de dulce castigo que potenciará sus sensaciones cuando llegues a esta sensible área.

Además debes recordar que el clítoris tiene aproximadamente 9 centímetros de longitud, aunque solo se aprecian uno o dos centímetros, que son el glande de este pequeño órgano. El resto se encuentra se encuentra distribuido en ramificaciones internas que van desde la pelvis hasta la zona anal. Por ello se puede masajear desde la vagina (punto G a tres centímetros de la entrada vaginal) o desde el ano, ya sea con los dedos o algún tipo de juguete.

Como masturbar bien a una mujer

Delicadeza y un buen ritmo con los dedos

Delicadeza y buen ritmo¿Cómo hacer que alcance el orgasmo? Tal vez hayas pensado que unas caricias intensas ayudarán a alcanzar un orgasmo igual de intenso, pero debemos recordarte lo sensible y delicado que es esta zona de la mujer. ¿Cómo entonces estimular su vulva? Empieza muy poco a poco y muy sutilmente, conforme avances en el masaje y la excitación vaya en aumento ves aumentado la presión y velocidad del movimiento pero siempre muy poco a poco.  Ya irás cogiendo confianza conforme veas que la temperatura se dispara y que cada vez está más cerca del orgasmo.

Y recuerda que los movimientos puedes ir variándolos, incluso cambiando de velocidad…Con la lengua, con la nariz, con los dedos, con soplidos… Aunque a priori puedan parecerte muy parecidos, pero gracias al gran número de terminaciones nerviosas que posee el clítoris se aprecian diferentes sensaciones, siendo unas más placenteras que otras. Excitante a la vez que una divertida forma de conocer en profundidad a tu mujer y que la masturbación puede realizarse de muchas divertidas formas.

Una vez tu chica está aproximándose al momento del clímax no dejes ese movimiento que estás realizando pues podrías interferir en alcanzar este preciado momento. Prosigue con él y cerciórate que el ritmo y velocidad es la adecuada, es interesante que sigas fielmente las instrucciones de tu o tus mujeres.

Confianza y comunicación mientras masturbas a ella

Conocer a la otra persona y crear un clima de confianza es imprescindible para que entre vosotros se de la magia que permita que surja la chispa sexual necesaria. Hablar y sobre todo mantener una comunicación mediante palabras y miradas durante toda la estimulación. Estar tranquilo y tener con el otro la confianza para poder decir que te gusta o como preferiría que te masajearán  es fundamental para que todo llegue a buen puerto. Cuidar todos estos aspectos psicológicos es imprescindible para crear el clima necesario para que el aspecto más físico vayan rodados y estén perfectamente ensamblados para poder regalarle a tu chica ese dulce momento.

A la hora de la masturbación femenina…

Para masturbar a una mujer, no hay consejos o trucos infalibles, pero siempre existen cosas a tener en cuenta y que deben ser recordadas. Pasemos a ver algunas de ellas:

Tener tiempo para dedicarle al encuentro sexual y hacer de él un momento íntimo de calidad que le ofrezca el máximo placer a tu chica es imprescindible. Recordemos que el clítoris debe tener un nivel óptimo de erección, ya que al igual que el pene es un órgano eréctil que sin el suficiente flujo sanguíneo no podrá alcanzar el clímax y para ello necesitamos unos buenos preliminares y por tanto necesitaremos tiempo.

Tener una buena lubricación, en muchas ocasiones el flujo vaginal natural  no es suficiente para una correcta estimulación. En ocasiones por nervios, inexperiencia o problemas hormonales la mujer no tiene suficiente flujo vaginal para una correcta masturbación y las caricias en la vulva puedes ser molestas incluso dolorosas. Por ello es importante siempre tener lubricante siempre a mano.

¿Cómo empezar  con unos buenos preliminares?. Cada persona tiene sus costumbres y preferencias, pero es necesario empezar por unos divertidos juegos entre vosotros, será importante para romper el hielo. Con juegos, risas, caricias, complementos atrevidos, baile, cena romántica…etc.

Otra cosa a cuidar es la iluminación y la música, pues un buen ambiente ayuda a la relajación de las mujeres. ¿Sabias que los nervios son un  gran enemigo para la excitación y por tanto para la lujuria? Sin relax no puede haber una buena masturbación ni placer.

Usa la imaginación

Piensa y esfuérzate por hacer un masaje único. Si utilizáis diferentes posturas, en distintos lugares la excitación se disparará y por tanto el placer de tu chica. La monotonía es una gran enemigo para el erotismo y es que todos sabemos que la sexualidad está en el cerebro y no en los genitales así que debemos sorprender para excitarla mentalmente  si queremos que la masturbación sea un éxito sin problemas.

¿Cómo sorprender a nuestra pareja? Una forma de innovar puede ser incluyendo objetos durante el juego, por ejemplo si os estáis duchando, prueba a acariciarla con el agua que sale de la «alcachofa» de la ducha. Pues las gotas cayendo sobre su sexo ofrecen un refrescante y divertido masaje. Y si estáis en la cama o en el sofá y aún no os habéis quitado la ropa  puedes rozarla con la almohada o cojín, ya que son objetos suaves y mullidos que en contacto con el pubis ofrecen suaves caricias.

Además de usar tu imaginación, estate atento a todas las señales que tu chica te muestra cuando estáis solos y se producen caricias y besos de lo más inocentes. Seguro que has visto  pequeñas cosas que hacen que se despierte su pasión, tal vez se que la mires de forma pícara mientras baila, a lo mejor es que le hables al oído o simplemente que le toques los pies…Sea lo que sea, recopila esta información e inicia el juego de este modo y antes de ir a su pubis es importante que ya esté predispuesta y con cierto grado de excitación. Por tanto no debemos  olvidar que  debe existir una predisposición a iniciar la actividad sexual, por tanto si ves que algún preocupación o circunstancias personales están interfiriendo en la fase inicial de excitación y tu pareja no se siente predispuesta a tener este tipo de relación íntima, mejor posponer los juegos sexuales con tu pareja y resolver los problemas primero. Solo estando los dos  preparados para pasar un buen rato, el encuentro acabará en un maravilloso éxito.

Como sabes, el sexo es un mundo complejo pero si conoces los gustos y preferencias de tu chica y si sabes como y donde tocar, podrás controlar todas las variables para mayor placer tuyo y de tu pareja. Esperamos que con los consejos que te hemos dado  sepas que es lo que les excita y  cómo debes estimular de este modo sabrás  masturbar con tus dedos a las mujeres  hasta llevarlas al orgasmo.

Errores de masturbación femenina

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *