Cómo hacer un annilingus fácil y excitante

El beso negro o el rimming es una pr√°ctica sexual rodeada de tab√ļ, pero a la vez es una experiencia muy placentera para ambas personas, del que da y recibe el anilingus. Se trata de estimular con la lengua el ano de tu pareja, con el beneficio extra de lubricar la zona para prepararla para el sexo anal.

Por tratarse de una zona tan delicada por su función de defecación, es imprescindible la higiene por parte de ambos para evitar infecciones. También es importante la confianza para superar las inseguridades que implican este grado de entrega en la intimidad.

¬ŅQu√© es el anilingus?

Del lat√≠n anus (ano) y lingus (lamer), el anilingus o el beso de Singapur es una modalidad sexual tan antigua como la humanidad misma y es m√°s com√ļn de lo que se piensa, a pesar del tab√ļ que la envuelve. Las parejas que desean experimentarla, se estimulan sus anos con sus bocas y sus lenguas en juegos previos muy ardientes antes de la penetraci√≥n.

Es una experiencia para todos los gustos y preferencias sexuales, heterosexuales, bisexuales y miembros de la comunidad lgbt. M√°s all√° de los prejuicios culturales, los hombres que lo reciben, lo disfrutan al estimular las m√ļltiples terminaciones sexuales presentes en el ano, lo que resulta una sensaci√≥n sumamente placentera.

También llamado sexo oral anal, es una caricia que exige de parte de ambas personas, higiene, por lo que es recomendable evitar dar besos en la boca después de lamer el área trasera. Incluso, se recomienda cepillarse y enjuagarse la boca, después de hacerlo por la presencia de bacterias en la zona del ano por parte de quien lo da, antes de proseguir.

M√°s all√° del tab√ļ

El ano es la abertura del tracto digestivo, cuya función biológica es la expulsión de las heces. No obstante, por su cercanía a los genitales, tanto hombres como mujeres lo estimulan durante el sexo al lamerlo con la boca como una manera de lubricar y sentir placer.

Por supuesto, no todas las personas se sienten cómodas con este tipo de prácticas sexuales. No obstante, cada día las parejas se atreven a traspasar los prejuicios culturales implicados al buscar formas más entretenidas de superar la monotonía y el aburrimiento en sus encuentros íntimos.

Todos estos juegos son recomendados por los sexólogos, siempre y cuando cumplas con las medidas de salubridad e higiene para evitar el contagio de enfermedades de transmisión sexual y lesiones graves en esta zona tan delicada como el ano y el recto.

¬ŅC√≥mo practicar el sexo oral anal?

Con el fin de que la pr√°ctica sea totalmente placentera, hay varios consejos √ļtiles que puedes seguir. Preparar y calentar la zona, lamer desde el coxis hasta el medio de los gl√ļteos, es decir, no ir directamente al ano. De esta forma, se excitan todas las terminaciones nerviosas unidas al √°rea trasera.

Este calentamiento es importante porque ir directamente al ano, puede resultar incómodo, especialmente si es la primera vez. Después de hacerlo, lame la entrada, no hace falta ir a las profundidades y haz movimientos en círculo con cambios de ritmo de velocidad e intensidad para disfrutar plenamente del momento.

Utiliza un preservativo para prevenir enfermedades de transmisión sexual. También puede ser una toalla de látex o un protector de lengua. Sigue también estas recomendaciones.

  • B√°√Īate o l√°vate el √°rea antes de recibir el sexo oral anal. Utiliza jabones suaves para evitar la irritaci√≥n de la mucosa anal.
  • No des cunnilingus o besos en la boca despu√©s de practicar el anilingus para prevenir la transmisi√≥n de bacterias del ano a la boca o a los genitales de tu pareja. Para ello, cep√≠llate y usa enjuague bucal.
  • Si te has depilado recientemente y te has da√Īado o irritado en la zona, es preferible evitar hacerlo.
  • Durante la estimulaci√≥n, no ara√Īes con las u√Īas ni muerdas, especialmente si tienes ortodoncia.

Recuerda que el ano no se lubrica de forma natural, por lo que si vas a utilizar consoladores o dilatadores despu√©s del beso negro, √ļntalos con lubricantes, preferiblemente a base de agua.

Una de las prácticas higiénicas más comunes es la utilización de duchas anales. No obstante, también mantienen la zona aseada para el beso negro. Para utilizarlas, debes llenar el envase en forma de pera con suero salinizado o agua limpia para introducirlo en el ano y lavar los restos fecales.

No obstante, es importante no abusar de esos lavados porque pueden causar irritaciones, lesiones o infecciones por restos de agua acumulados. A su vez, causan irritaciones en el col√≥n y estre√Īimiento si se utilizan con frecuencia y en tiempos prolongados.

Posturas sexuales para el anilingus

En busca de una mayor comodidad para ambas personas, estas son las posiciones ideales para este tipo de pr√°ctica sexual.

  • De pie. Mantente parado y que tu pareja se agache o se ponga de cuclillas para colocarte el trasero frente a su cara.
  • Misionero. El receptor debe colocarse boca arriba con las piernas levantadas y las rodillas dobladas para sentir el placer de la lamida del ano.
  • Facesitting. Tu pareja se acuesta boca arriba, te colocas de espalda y le pones tus nalgas sobre su cara.
  • Perrito. Es la famosa posici√≥n de ¬ęestar en 4 patas¬Ľ, de espalda. Tu pareja c√≥modamente puede lamer toda tu √°rea trasera.

Por supuesto, hay más combinaciones posibles en la que ambos sienten el placer de ser estimulados mutuamente. Mientras tu pareja te da sexo oral anal, puedes colocarte para realizarle una felación de forma simultánea. También podéis elevar la temperatura al utilizar juguetes sexuales o atreveros a imitar posturas del Kama Sutra.

Hay que destacar que, la mayoría de las veces en las que se practica el anilingus no se hace con preservativo de por medio, es importante hacerlo exclusivamente con la pareja y siempre con las medidas higiénicas rigurosas porque se trata de una zona delicada sin lubricar, vulnerable a infecciones.

Consejos para practicar el beso negro de una forma segura

Varios son los factores físicos, psicológicos y emotivos que influyen en la sensación de placer durante el sexo y el anilingus. Uno de ellos es tu grado de pudor. Si no te sientes cómodo de experimentar estas caricias con tu pareja, es preferible hablar con ella con sinceridad y decirle que te espere o que intente con otros juegos preliminares.

A continuación, recuerda estas recomendaciones de higiene y sexualidad para aumentar la temperatura de tus encuentros íntimos, sin arriesgar tu salud.

  • Tanto los hombres como las mujeres de cualquier orientaci√≥n sexual pueden dar y recibir el sexo anal oral y disfrutarlo, m√°s all√° de los falsos prejuicios que lo asocian con pr√°cticas exclusivas de los homosexuales.
  • Pasar de los juegos preliminares al anilingus y finalmente, al sexo anal es una manera distinta de llegar a la eyaculaci√≥n y a los multiorgasmos en los casos de las mujeres.
  • Utiliza los cambios de ritmos para las lamidas, intercalar sesiones r√°pidas y lentas y caricias con las yemas de los dedos, as√≠ como lo haces con las felaciones o el cunnilingus. As√≠, tu pareja va a experimentar nuevos umbrales de placer.
  • Si eres la persona que lo va a recibir, es imprescindible que te hayas aseado adecuadamente en la zona anal y vaginal con el fin de evitar que se hayan quedado impregnados restos fecales.
  • En cambio, si eres el que va a dar el beso negro, tambi√©n debes tener la boca limpia y despu√©s de hacerlo, interrumpir la sesi√≥n para cepillarte y enjuagarte nuevamente.

Indistintamente sea tu primera vez o si ya eres un experto, el anilingus es una de las pr√°cticas sexuales m√°s placenteras de la intimidad por los nervios estimulados y el grado de confianza que implica hacerlo con esa persona especial, m√°s all√° del pudor, la inseguridad y los prejuicios. Es una manera de conectar m√°s profundamente con tu pareja sexual.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *