10 técnicas de masturbación para el hombre

Cuando dejamos atras la infancia y comenzamos a ser adolescentes, empezamos a experimentar con nuestro cuerpo y con todas las sensaciones maravillosas que él nos ofrece. Pero debido a nuestra impaciencia, juventud e inexperiencia no llegamos a conocer todas las formas distintas con las que podemos gozar durante la masturbación. Por ello hoy queremos seleccionarte algunas de las principales formas de estimular tu pene y genitales…Pues muchas de ellas seguro que nunca las practicaste o ni tan siquiera las conoces.

Sal de la rutina y atrévete a revolucionar tu vida sexual en soledad, ha llegado el momento que vuelvas a descubrir la sexualidad como cuando tenías 15 años.

 

Descubre nuevas formas de masturbación masculina

Lee atentamente nuestro artículo gracias a él podrás innovar y probar cosas nuevas, que nunca probaste. Seguro que es muy divertido y placentero!!!

La técnica de stop & go

Para hacer más intenso el orgasmo solo tienes que interrumpir la estimulación un par de veces o tres/cuatro si te gusta alcanzar la sensación de excitación extrema. Tan sencillo como parar unos segundo antes de llegar al momento de no retorno.

Durante la masturbación la erección va creciendo, cada vez se siente más próximo el orgasmo y normalmente lo que hacemos es acelerar el movimiento de la mano para tardar el menor tiempo posible y conseguir el placer YA. Por este motivo entre la monotonía o rutina de la masturbación y una consecución casi automática del momento del clímax la erección es media y por lo tanto la intensidad del orgasmo no es muy intenso. Con este pequeño truco mejorarás tu erección haciendo que acuda más sangre a tu pene y esto repercutirá en el placer que sentirás durante la eyaculación.

Técnica «sin manos»

Ya esta bien masturbarte de la misma manera y de tener que usar siempre las manos. ¿No has probado nunca a introducir tu pene dentro de algún objeto mientras te masturbas? Si igual que en aquella película famosa norteamericana…Échale imaginación  pueden servir cosas que un primer momento no se te habría ocurrido.

Lo importante es que sea tu cuerpo lo que balancees como en una penetración, en lugar de mover tus brazos. Estos será lo que te permita fantasear y crear la ilusión de que estas en pleno coito. Aprovecha tus manos que ahora las tienes libres, para acariciarte imaginando que lo hace alguien que te guste. También puedes utilizar su movimiento y fuerza para teniendo un punto de apoyo hacer flexiones con los brazos como si estuvieras en la postura del «misionero».

Ya sabes a mayor excitación, mayor intensidad en el orgasmo. Utiliza tu mente, es tu mayor órgano sexual…

 

Técnica de estimular con los dedos.

Otra forma de acariciarte sin usar las palmas de la mano son utilizar los dedos. Pasamos a explicarlo, es muy sencillo, tienes que formar con tu dedo anular y pulgar un circulo, simplemente al hacer que la punta de estos dos dedos se toquen.

El movimiento de esta técnica siempre será en un sentido, la mano solo se deslizará sobre el pene desde la base hacia el glande y nunca en sentido inverso. Una vez los dedos lleguen a la punta del miembro se utilizará la mano de la otra mano, por tanto iremos alternando las manos. No te agobies si al principio te cuesta un poco cogerle el ritmo, ensaya un poco verás que merece la pena.

 

Técnica de estimulación sobre los testículos.

Como la mayoría de los hombres durante la masturbación seguramente te centrarás en tu pene y no prestarás ninguna atención a tus testículos, pues esta técnica pretende lo contrario. Pero la estimulación no será durante el proceso, sino será justo en el momento del orgasmo, para intensificarlo. Tampoco se trata de caricias o roces, si no de una ligera presión sobre ellos o un suave deslizamiento de las glándulas hacia abajo, te aconsejamos que pruebes las dos y elijas la que mejor te funciones.

 

Técnica de envolver

Ahora lo que queremos es que envuelvas  tu miembro viril con una tela muy suave, tipo seda y que lo estimules así, es decir, sin que entre en contacto con la piel de tus mano. De este modo se pretende que este tejido cubra tu pene como las paredes de la vagina abrazan tu miembro durante las relaciones. Debes centrarte en su suavidad y en las sensaciones diferente que estás sintiendo, fantaseo o imagina que estas con una mujer real. La excitación puede ser  muy elevada si consigues recrear en tu mente la situación.

Técnica de la mano dormida

En esta ocasión si puedes usar tus manos con el movimiento habitual y cogiéndolo como normalmente, con las palmas…Aunque te avisamos que las sensaciones van a ser  distintas. Y es que vamos a pedirte que te sientes sobre tu mano derecha o izquierda según seas diestro o zurdo. De esta manera bloquearas los nervios de tu brazo y tu cerebro no sabrá que estás tocando, una sencilla manera de crear la ilusión de que es otra persona la que te está masturbando. Morboso, no? Tienes que probarlo!!!

Técnica del fuego

Con esta técnica utilizaras las manos pero vas a cambiar el movimiento, en lugar de realizar el movimiento arriba-abajo sera con la fricción que se hace cuando se intenta encender el fuego. El pene quedará entre las dos manos extendidas y las manos las moveremos con movimientos rítmicos hacia delante y detrás en sentidos opuesto.

Como suponemos que no estarás acostumbrado a este tipo de estimulación es posible que te cueste un poco más llegar al momento del clímax, así que te aconsejamos que utilices un poco de lubricante para que esta movimiento no irrite la delicada piel de tus genitales.

Técnica del glande

En esta práctica debes centrarte únicamente en el glande, que es la parte más sensible de la anatomía íntima del hombre. Prueba a realizar diferentes movimientos (circulares, arriba-abajo…) con diferentes parte de tu mano, en otras palabras con la palma, con la yema de los dedos…etc.

No olvides el frenillo que la zona con más terminaciones nerviosas de su sexo. Dedícale tiempo y hazlo con dedicación, y un poco de lubricante si quieres, de este modo conseguirás una buena erección que garantice un maravilloso orgasmo.

Técnica  de masturbación con estimulación anal

No olvides estimular tu zona anal, ya que el punto G del hombre, es decir, el punto P se puede alcanzar desde este orificio. A seis o siete centímetros del esfínter anal introduciendo un dedo o un masajeador prostático podrás percibir un bulto, esa protuberancia es la próstata. Si acaricias esta zona correctamente podrás sentir como se refuerza la erección y manteniendo la estimulación durante unos minutos alcanzarás el orgasmo.

Técnica de la ducha

En la ducha atrévete a reiventar la masturbacíon a la vez que relajas tus músculos y limpias tu piel.  Seguro que ya lo has probado antes y ya has descubierto que es la mejor forma de empezar el día. Pero hoy queremos que lo hagas de otra forma, vamos a darle una vuelta de tuerca…queremos que quites el dosificador de la ducha y dirijas el agua hacia tus genitales.

Para que el masaje sea más intenso e interesante sin la «alcachofa» de la ducha el agua se notará mucho más, en especial si abres el grifo al máximo. Regula la temperatura y mientras con una mano sujetas la manguera, con la otra estimula tu pene. Juega con el agua, haciendo que caiga en diferentes áreas de tu miembro, también puedes probar diferentes ángulos recibir para la presión del chorro. Doble masaje, doble placer.

 

Esperamos que con este artículo hayas descubierto otras formas de disfrutar de su soledad de una forma divertida y muy original. Lo importante es que las pongas en práctica y logres altos niveles de excitación para hacer más intenso el momento del clímax y disfrutes al máximo de tu sexualidad.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *