Cunilingus: cómo hacerlo perfecto

Si bien casi todos los hombres se creen muy hábiles a la hora de ofrecer placer oral, lo cierto es que muchas mujeres no están completamente satisfechas con las artes del cunnilingus de sus parejas sexuales. En realidad su práctica no es compleja, pero requiere cierta atención y entrenamiento.

El sexo oral ha estado presente en la historia del ser humano desde tiempos remotos. Podríamos pensar que no es hasta la aparición del movimiento de liberación sexual de la mujer en el mundo occidental, ya en el siglo XX, cuando se generaliza la práctica del sexo oral en los genitales femeninos, pero nada más lejos de la realidad, pasemos a ver algunos datos:

En la India milenaria ya existen documentos gr√°ficos que muestran sexo oral tanto heterosexual como l√©sbico. Incluso tenemos informaci√≥n de que en China una emperatriz (a√Īo 690 D. C.) decret√≥ que todos los dignatarios que la visitaran deb√≠an rendirle respetos practic√°ndole un cunnilingus. Los datos son muchos, los podemos ver en relatos literarios, como restos pict√≥ricos, escult√≥ricos y de tradici√≥n oral,¬† estas pruebas demuestran que en todas las culturas era practicado. Si bien es cierto que fue una pr√°ctica reprimida por el hombre y juzgada en la Edad Media en Europa est√°¬† demostrado que desde los principios de las tiempo fue una pr√°ctica m√°s.

¬ŅQu√© es un cunilingus?

El cunnilingus es toda aquella práctica sexual que incluye el contacto de la lengua, la boca o los labios de una persona, ya sea esta hombre o mujer, con los genitales femeninos, incluyendo zonas como el clítoris, la vulva y/o la entrada de la vagina. Puede llegar a practicarse una penetración con la lengua.

En el cunilingus se incluyen todo tipo de contactos y roces. Ser√° cunnilingus tanto si se¬†lame, se¬†chupa,¬†se¬†succiona¬†o se¬†mordisquea. Toda esta actividad se realizar√° a distintas velocidades e intensidades, seg√ļn el momento o la ocasi√≥n, pudiendo o no conducir al orgasmo.

Esta forma de contacto íntimo de características tan particulares, puede dar como respuesta un placer extremo, que es lo que habitualmente se busca. Sin embargo, no es infrecuente que a veces se muestre desagrado o incluso un rechazo total, ya que es una zona que cuenta con infinidad de terminaciones nerviosas y puede resultar extremadamente sensible. La respuesta física y psicológica ante el cunilingus va a depender de muchos factores, y es por ello que su práctica debe ser cautelosa y respetuosa. Debemos ver y analizar las posibles causas del rechazo de aquella persona que va a recibirlo.

Consejos: Cómo hacer un buen cunnilingus

El sexo oral, como cualquier otra actividad √≠ntima, est√° m√°s que justificado que hay que usar la comunicaci√≥n y¬† la observaci√≥n de las reacciones de la pareja. Notar las variaciones en su ritmo de respiraci√≥n, observar sus gestos y acompa√Īar sus movimientos ser√° la base de un encuentro inolvidable. Nada mejor que ella misma para hacernos saber c√≥mo actuar. Sus gestos, gemidos y expresiones faciales ser√°n una informaci√≥n muy valiosa.

A su tiempo y en su lugar

Sobre todo en el caso de chicas poco experimentadas o con experiencias anteriores no muy positivas respecto al sexo oral, encontrar el momento adecuado será la llave del placer. Esperar y ver cuando es instante más propio puede darte clave del éxito.

La práctica del cunilingus en estos casos va a requerir del espacio y tiempo idóneos, al saberse relajada, sin prisas y sin presiones. Se recomienda bajar las expectativas y dejar fluir el momento, librarse de interrupciones y actuar sin prejuicios.

Las limitaciones o tab√ļes respecto al cunnilingus aparecen, en ocasiones, por una falta de confianza. Una mujer se siente muy expuesta ante el sexo oral, a veces m√°s incluso que en pr√°cticas como la penetraci√≥n. En estos casos los psic√≥logos suelen recomendar la pr√°ctica de aproximaciones sucesivas e incluso negociadas. Pod√©is acordar que solo habr√° besos en la cara interna del muslo o en la parte externa de la vulva. Conforme la chica se vaya sintiendo c√≥moda se puede ir avanzando, tal vez, en encuentros posteriores.

Por otra parte, es cierto que para aquellas chicas que adoran recibir sexo oral, esta ser√° una buena opci√≥n tambi√©n para aquellos encuentros fortuitos que tienen lugar en sitios inc√≥modos, m√°s o menos p√ļblicos, o situaciones y¬†lugares poco convencionales.

De este modo, el cunnilingus puede incluirse en los preliminares de prácticas sexuales más amplias, o bien considerarse una relación completa.

Incrementa el deseo con el cunnilingus  Incrementar el deseo con el cunnilingus

De forma parecida a como comentábamos sobre las aproximaciones sucesivas para casos más complejos, en la práctica habitual, también resulta muy provocador insinuar, con nuestra actitud corporal, que se acabará llegando a esa zona, pero, a la vez,  hacerse esperar un poco.

Se puede comenzar besando otras zonas como la boca, los lóbulos de las orejas o los pezones. Alargar un poco los preliminares, tipo caricias manuales y besos, aumentará el deseo, de modo que si cuando lleguemos a la zona genital la chica ya tiene un nivel alto de excitación, el contacto directo con sus genitales resultará mucho más deseable. Con todo ello verás como su lujuria y deseo sexual está disparada.

Se trata de hacer un juego¬†de menos a m√°s,¬†quiz√°s comenzando por el interior de los muslos y la zona externa de la vagina. El cl√≠toris puede ser nuestro objetivo, pero no el √ļnico. Del mismo modo recomendamos jugar con la intensidad, siendo preferible comenzar suavemente y aumentar progresivamente el ritmo. Para algunas mujeres resulta muy excitante que se pare o se baje el ritmo en momentos de alta excitaci√≥n, para luego continuar m√°s apasionadamente.

Uso de juguetes y lubricantes

A veces el truco para una buena pr√°ctica radica en aumentar el nivel de creatividad. Lubricantes comestibles o con efecto fr√≠o o calor, as√≠ como vibradores o dildos, pueden ser muy bienvenidos, particularmente en parejas en las que la monoton√≠a se ha ido instaurando. Estar a la √ļltima en este tipo de productos y poseer informaci√≥n sobre ellos os ayudar√° a despertar la chispa de la pasi√≥n.

El lubricante es una muy buena ayuda también en los casos de chicas con hipersensibilidad, ya que va a disminuir la fricción en el roce con la lengua.

Pasos para el cunilingus perfecto

¬ŅA√ļn no lo tienes claro? De acuerdo, tras todo el juego er√≥tico preliminar previo ya has llegado a la zona genital. Adelante, con esta gu√≠a por pasos ir√°s sobre seguro y te resultar√° muy sencillo:

1. Comienza a jugar

Besa la vulva de forma suave y delicada, rozando de forma sutil los¬†labios mayores. Si la chica responde de forma positiva, contin√ļa¬†lamiendo de abajo hacia arriba¬†la zona externa, manteniendo tu lengua plana y no demasiado h√ļmeda. Imagina que lames un helado lentamente.

2. Incrementa la intensidad

Ahora ya puedes ir introduci√©ndote algo m√°s internamente, hacia los¬†labios menores, de forma suave. Contin√ļa con lamidos largos y lentos, para ir poco a poco cambiando a pasadas ligeramente m√°s cortas y con algo m√°s de presi√≥n al ver que sus expresiones de placer se hacen m√°s potentes o intensas.

No olvides que tus manos siguen activas, acarici√°ndola y acompas√°ndose a los movimientos de tu boca. A algunas chicas les encanta que las agarres por las nalgas mientras les haces el cunnilingus.

Un poco m√°s hacia el interior3. Un poco m√°s hacia el interior

Contin√ļa jugando a aumentar el movimiento hacia labios menores y¬†orificio vaginal, amold√°ndote a las reacciones de tu pareja. Si ves que no gusta, vuelve a la zona m√°s externa y ejerce menos presi√≥n e intensidad hasta que la notes preparada.

4. Vienen las sorpresas

La chica va respondiendo con muestras de placer, así que puedes ir acercándote al clítoris, sin rozarlo todavía. Aumenta su placer rodeándolo con la lengua o aproximando tus labios sin llegar a tocarlo.

En este punto puedes probar con peque√Īas¬†succiones¬†o besos intensos de los labios mayores y menores e incluso movimientos algo m√°s vigorosos de tu lengua. Ve intercalando los distintos movimientos para sorprenderla, comprueba sus reacciones ante una ligera introducci√≥n de tu lengua en su vagina.

5. Amado clítoris

Cuando estés haciendo un cunnilingus, en las aproximaciones al clítoris ya irás notando si ella desea que lo estimules directamente, y quizás sea ella misma quien lo acerque a tu lengua o te guíe, arqueando su pelvis o bien orientándote con sus manos.

Una vez llegues all√≠, contin√ļa alternando su estimulaci√≥n con la de otras zonas, evitando quedarte en el cl√≠toris todo el tiempo. Estim√ļlalo con tu lengua realizando movimientos en¬†peque√Īos semic√≠rculos, aumentando despacio la intensidad e intercalando leves presiones. A partir de aqu√≠ quiz√°s sean bienvenidas sutiles succiones r√≠tmicas.

Errores a evitar: Cómo hacer un buen cunilingus

Existen una serie de comportamientos más o menos habituales a la hora de practicar el cunilingus, que suelen desembocar en una sensación de  fracaso o de escaso placer, entre los que se suelen incluir:

Ir directos al grano

El contacto directo con los genitales, si a√ļn no se ha alcanzado un correcto nivel de excitaci√≥n, puede provocar rechazo. En muchas ocasiones una mujer no siente nada cuando se toca o se besa su zona genital si no est√° previamente excitada. En otras, no solo no notar√° nada, sino que ser√° doloroso o incluso desagradable.

En el cunilingus, un error muy com√ļn es ir directamente al cl√≠toris. Incluso en parejas que han practicado sexo oral satisfactorio en otras ocasiones, aterrizar en este punto sin pasar por las zonas externas no suele ser buena idea.

Exceso de intensidad

Aquí la equivocación puede venir por un exceso de excitación de la persona que practica el cunilingus. Una lengua que se presenta demasiado rígida, dura o que presiona en demasía, resultará poco placentera. Del mismo modo ocurre al  comenzar con movimientos demasiado rápidos o con exceso de salivación.

Evita soplar

Soplar durante el cunilingus, es algo típico que suelen realizar el hombre a la hora de estimular el sexo de su chica, pero no solo resultará poco agradable sino incluso peligroso para la salud, ya que puede provocar la entrada de aire en la uretra.

En resumen, el cunilingus es un arte que se perfecciona con la práctica y que debe adaptarse a todas y cada una de las personas. Para algunas mujeres solo será un paso previo a otras prácticas sexuales de mayor intensidad,  mientras que para otras será una vía directa al orgasmo. Algunas chicas disfrutan muchísimo de prácticas de sexo oral agresivas, mientras otras necesitan largos períodos de aproximación. En cualquier caso, experimentar desde la libertad siempre nos llevará a una mejor vida sexual y a un mejor conocimiento de nuestros cuerpos, así como de nuestro propio placer y el de nuestra pareja.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *