Comprar Corsés y Corpiños baratos

Corsés y Corpiños

Icono en el mundo fetichista y bondage, prenda estrella en el mundo de la lencería tradicional, lo corsés y corpiños permiten moldear y estilizar el cuerpo de la mujer, resaltando  la cintura y pecho. ¿cómo no caer rendidas ante este símbolo de feminidad?

Leer más
Valoración media de los productos de esta categoría: 
 259 Valoraciones

Si deseas una noche erótica y que tu hombre se quede babeando cuando entres por la puerta, los corsés y corpiños sexys son la prenda de lencería que estabas buscando. 

¿Qué son los corsés y corpiños?

Los corses y corpiños son muy valorados por fetichistas y personas que les gusta el mundo bondage por su alto grado de erotismo, pero también apreciado por resto de hombres y mujeres. Todos sabemos como favorece a la silueta llevar un corsé o corpiño, como realza pechos y cintura, haciendo que nuestros vestidos nos sienten mucho mejor, y si los utilizas con medias sexys y pantys sexys comprobarás como además también se realzan tus piernas. 

Además para una noche de amor y pasión, los corsés y corpiños online serán una grata sorpresa para nuestra pareja, que también nos excitará a nosotras al sentirnos tan atractivas y deseadas. Para ello puedes combinarlos con conjuntos de ropa interiorbodys sexys y picardías eróticos.

En nuestra amplia variedad de corsés y corpiños sexys encontrarás: corpiños para vestir, corpiños de fiesta, lencería sexy de látex negros, rojos, en forma de sujetador. Incluso tenemos los mejores corsés y corpiños con forma underbust, que solo te cogerán desde debajo del pecho hasta la cintura, ideal para llevar con camisa debajo. También puedes comprar corsés y corpiños en la sección de disfraces eróticos, combinándolos con braguitas, tangas y culotes.

También puedes utilizar pezoneras para dar la sorpresa cuando te quites el corsé, o unas mallas y bodystockings, cubriéndote con un kimono erótico.

Disponemos de lencería tallas grandes y para tu pareja también lencería erótica masculina.

Historia de los corsés y los corpiños

Por lo que se sabe los primeros corsés aparecieron en las civilizaciones antiguas como Creta y en Occidente sobre el siglo XVI. Se utilizaban inicialmente para conseguir un cuerpo rígido y un torso estilizado para las mujeres de la nobleza de materiales rígidos como el metal que además les limitaba el movimiento. 

Sobre el siglo XIX se volvió una prenda más accesible llegando a ser una prenda de culto popular que la adornaban con bordados y pedrería de una forma muy laboriosa. 

En el inicio del siglo XX la mentalidad de la mujer estaba cambiando y se empezó a dejar de utilizar diariamente, hasta nuestro tiempos que se utilizan los corsés y corpiños como una prenda erótica y sexy para momentos más especiales o para el día a día para las mujeres más atrevidas. 

Catálogo