Cómo prevenir enfermedades de transmisión sexual

Disfrutar de una vida sexual sana y activa es una de las mayores aspiraciones de la población adulta del planeta. Mantener relaciones íntimas con otras personas no solo aporta beneficios emocionales, sino que es una forma de hacer ejercicio y mantener una actividad muy intensa y muy positiva para quien lo practica.

Sin embargo, para gozar de todos los beneficios del sexo, hay que tener en cuenta que se deben mantener ciertas precauciones y cuidados para no sufrir una enfermedad de transmisión sexual (ETS). Tener una amplia información y herramientas sobre cómo prevenir las ETS no solo es positivo para gozar de las experiencias de contacto íntimo, sino que es una obligación que todas las personas tenemos para cuidar la salud de aquellos con los que se mantienen las relaciones sexuales.

Seg√ļn datos ofrecidos por el Centro Nacional de Epidemiolog√≠a del Instituto de Salud Carlos III, en la actualidad¬†casi un mill√≥n de personas al d√≠a contraen una enfermedad de transmisi√≥n sexual en todo el planeta. Las cifras en Espa√Īa no son mucho mejores: el estudio indica que desde 2013 existe un incremento anual de aproximadamente el 26% de personas que se ven afectadas por este tipo de dolencias.

Esto estaría inicialmente motivado con una relajación por parte de la población, en el uso de las barreras de contención de estas enfermedades, lo que eleva especialmente el riesgo de contagio.

Causas de las enfermedades de transmisión sexualCausas de las enfermedades de transmisión sexual

Existen muchos tipos de ETS, lo que se traduce en que son dolencia de diferentes tipos y que surgen por muchas y muy variadas situaciones: existen infecciones causadas por virus, otras que est√°n relacionadas con la presencia de bacterias en el cuerpo, y hay un tercer gran grupo de ETS causadas por la existencia de par√°sitos.

Dentro de estos tres grandes grupos hay un gran listado de enfermedades de diferente gravedad, consecuencias y fórmulas para su curación (cuando la hay).

Esto significa que una persona que practique sexo no seguro debe estar atenta a muchos indicativos que pueden darle informaci√≥n sobre si ha contra√≠do una de estas enfermedades: desde picores hasta rojeces pasando por la presencia de verrugas…¬†son muchas las formas en las que estas enfermedades dan la cara¬†en las personas que las sufren.

ETS causadas por virus

Son muchas las enfermedades de transmisión sexual causadas por virus y hay que prestarles una gran atención. Algunas de ellas pueden curarse e incluso hay casos en los que el cuerpo las elimina de manera natural; otras, sin embargo, no cuentan hasta el momento con tratamientos que puedan solucionar definitvamente la situación.

Algunos de los ejemplos más habituales de este tipo de enfermedades son el herpes, el VIH o el papiloma humano. El en caso del VIH, por ejemplo, una persona contagiada por este virus tendrá que convivir desde el momento de la infección y para siempre, con esta nueva situación que, entre otras cosas, hará que sus experiencias sexuales futuras sean distintas.

ETS causadas por bacterias

Aunque suene a ‚Äúpel√≠cula de la Edad Media‚ÄĚ, lo cierto es que la transmisi√≥n de¬†gonorrea, s√≠filis o clamidia¬†est√° a la orden del d√≠a. Son enfermedades que pueden tener graves consecuencias para la salud de los enfermos si no se tratan a tiempo, por lo que, en caso de tener dudas de si se ha podido contraer la enfermedad, conviene evaluarse.

Si los análisis ofrecen un resultado positivo, los médicos iniciarán un tratamiento con antibióticos para evitar que las consecuencias de la enfermedad sean muy negativas para la persona.

ETS causadas por par√°sitos

Ladillas, sarna, seguro que te suenan. Se trata de infecciones muy molestas y desagradables para las persona que las sufren. Afortunadamente, todas ellas cuentan con tratamientos médicos que pueden acabar con el problema sin grandes consecuencias negativas.

Cómo se contagian las ETS

Este es el punto de mayor importancia a la hora de concienciar sobre la prevención de ETS: si no se contraen estas enfermedades, no hay que curarlas y las personas se libran de pasar por una situación tan delicada y que puede tener repercusiones muy negativas para su vida.

Por ello, es importante que todas las personas que mantienen o van a mantener relaciones íntimas sepan cómo se contagian las ETS.

En pocas palabras, todo podría resumirse con el hecho de realizar prácticas sexuales poco higiénicas. El hecho de mantener sexo sin protección con personas cuyo historial sexual y médico se desconoce y utilizar juguetes sexuales en condiciones poco higiénicas suelen ser las mayores fuentes de contagio.

Evitar fluidos íntimos

La mejor respuesta a la pregunta de cómo prevenir las ETS es evitar el contacto con cualquier tipo de fluido íntimo: la saliva, la sangre, el semen o el flujo vaginal contienen los virus, las bacterias y los parásitos que causan las ETS, de modo que hay que tener un cuidado especial con entrar en contacto con ellos si se mantiene sexo con personas cuyas circunstancias personales se desconocen.

En ese sentido,¬†es importante limpiar con productos adecuados los dildos, consoladores y otros juguetes,¬†no tocar √ļlceras o verrugas que pueda presentar la otra persona y seguir las recomendaciones para prevenir las enfermedades de transmisi√≥n sexual.

Cómo prevenir las ETS

Uso del preservativoUso de preservativo

Afortunadamente, se puede practicar sexo seguro tan solo con tener una peque√Īa precauci√≥n:¬†convertir el uso del preservativo en una condici√≥n obligatoria en todas las relaciones sexuales.¬†Es la regla fundamental y b√°sica que debe seguir cualquier persona que se mantiene activa sexualmente.

El uso de condón es la barrera más eficaz para prevenir enfermedades y problemas futuros. El preservativo, además de ser un anticonceptivo muy seguro, reduce en un alto porcentaje las posibilidades de resultar infectado o de transmitir una ETS.

Los expertos sit√ļan el grado de efectividad del uso del preservativo en un 80% en el peor de los casos, lo que quiere decir que ponerse la funda de l√°tex protege casi en su totalidad a las personas implicadas en una relaci√≥n √≠ntima.

En este punto, es importante destacar que, en contra de lo que muchas personas creen como cierto, el uso de otros anticonceptivos como la píldora o el DIU no resultan efectivos contra las enfermedades de transmisión sexual.

Conocer el ‚Äúhistorial‚ÄĚ de la pareja sexual

Es cierto que en encuentros espor√°dicos cuesta conocer el historial sexual de la otra persona y no hay forma de saber si en relaciones anteriores ha tomado precauciones o incluso si ha sufrido alguna ETS. En estos casos,¬†es indispensable extremar los cuidados en cuanto al uso del preservativo,¬†no compartir juguetes er√≥ticos y no realizar pr√°cticas orales si no estamos seguros. Este √ļltimo punto es importante porque algunas ETS se pueden transmitir a trav√©s de la lengua.

Precisamente por ello, los expertos sanitarios consideran que una forma de protegerse es mantener el mayor control posible de la situaci√≥n de las parejas sexuales. En cualquier caso, siempre es m√°s seguro mantener sexo¬†‚Äďcon preservativo‚Ästcon personas de confianza y cercanas.

Consecuencias de tener una ETSConsecuencias de tener una ETS

Hay tantas consecuencias derivadas de sufrir una ETS como enfermedades de transmisión sexual existen.

Algunas de las m√°s graves son la imposibilidad de tener hijos debido a la presencia de una clamidia mal tratada; un c√°ncer del cuello uterino, habitual en casos de papiloma humano; o el VIH, para el que en la actualidad no existe cura.

Pero¬†no solo las consecuencias m√°s graves son negativas para el d√≠a a d√≠a de una persona: las ETS pueden causar sangrado vaginal excesivo, mal olor, picaz√≥n, dolor durante los actos sexuales, insoportables ardores a la hora de ir al ba√Īo y muchos otros s√≠ntomas.

Tambi√©n son frecuentes las verrugas genitales ‚Äďque pueden aparecer en el ano o la garganta si se practica sexo anal u oral‚Äď cuando se tiene el virus del papiloma humano.

Por todo ello, es especialmente recomendable llevar a cabo controles habituales y análisis de presencia de ETS, con el objetivo de iniciar un tratamiento inmediato en el caso de sufrir un contagio. Basta con acudir al médico de familia y solicitar un estudio de manera periódica, sobre todo en los casos en los que se tienen parejas sexuales esporádicas.

Seguir la recomendaci√≥n de los expertos sanitarios es la decisi√≥n m√°s sensata para evitar ETS. Esto pasa por el uso continuo de los preservativos. Llevar condones encima para usarlos o hacer que la pareja sexual los use durante todo el tiempo de las relaciones sexuales es un ‚Äúcertificado de seguridad‚ÄĚ que elimina de una casi todas las posibilidades de contraer una ETS, de modo que se pueda disfrutar plenamente del encuentro √≠ntimo sin miedo ni ning√ļn tipo de reparo.

Para ello, es importante adquirir preservativos de marcas fiables y en establecimientos que aseguren que la conservación de los mismos ha sido óptima para evitar posibles desperfectos que puedan dar lugar a un contagio.

Siguiendo todos estos consejos se puede tener una vida sexual activa, feliz y de la que disfrutar mucho sin asumir ning√ļn tipo de riesgo. Cualquier desliz al respecto, por peque√Īo que sea, puede¬†tener unas consecuencias que se arrastren durante varios meses, a√Īos o incluso toda la vida,¬†lo que demuestra que no merece la pena correr riesgos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *