La literatura erótica tiene una gran influencia en nuestro deseo sexual, por eso hoy queremos recomendarte algunos clásicos para que tu libido se dispare y pases grandes momentos con tu pareja.

Ya que a menos estímulos  recibidos se tiene un menor apetito sexual,   leyendo una novela subida de tono, viendo una peli porno…cualquier estimulo sexual nos hará estar preparados  para esa actividad, porque el cerebro prevé que va a ocurrir.  Si nos vamos apartando del sexo, menos alerta estaremos en este campo hasta apagarnos sexualmente.

Historia-del-ojo

 

Historia del ojo

La historia del ojo, es una original novela de un pensador y escritor francés categorizados dentro de la “literatura de la transgresión”. Inicialmente  fue leída como pura pornografía, pero actualmente tiene una  interpretación  bien distinta, hoy se nos revela como un trabajo de gran  profundidad emocional y filosófica. Su lectura nos aporta  multitud de imágenes de gran sensualidad que reflejan metáforas del autor, a través de la circunferencia viajaremos por su particular mundo donde el ojo, el huevo, el sol, la tierra y el testículo habitan con normalidad.

Emmanuelle

 

Emmanuelle

Emmanuel es quizá la novela más famosa dentro de la literatura erótica. Este libro se centra en una joven mujer, llamada de este modo, que junto con su maestro en artes amatorias ira creando un universo de amor y sexo, la erosfera. Un lugar perfecto donde tener sexo todos los días y en todas las horas.

La novela erótica transcurre en Bangkok, lo cual la dota de un marco exótico durante la época neocolonial. Debido a la sociedad que la rodea, la protagonista se debe desenvolver en una sociedad restrictiva y refinada, pero a pesar de ello Emmanuel sabe disfrutar de una sexualidad totalmente liberada de tabúes.

El imperio de los sentidos

 

El imperio de los sentidos

En el imperio de los sentidos los protagonistas, una exprostituta y un empresario japoneses, viven una intensa historia de sexo en Tokio.

Famosa por su controversia, ya al iniciarse el rodaje de su película las estrictas leyes de censura en Japón no permitían la finalización del film en su país. Por ello la película tuvo que producirse y registrarse en Francia. En Japón fueron censuradas sus escenas sexuales y continúa a día de hoy censurada.

En su estreno en Nueva York en 1976 en el festival de cine se prohibió, pero luego ya comenzó a exhibirse inicialmente si cortes, lo mismo ocurrió en muchos otros países. Anecdóticamente podemos citar el caso de Irlanda donde estuvo prohibida la película  hasta 2007.

 

Con estos tres ejemplos de literatura erótica y el masaje de tu vibrador o masturbador masculino despertarás tu apetito sexual y mejorarás la vida sexual con tu pareja.